SERGIO VALDEOLMILLOS: “Nuestra capacitación y formación es muy alta”

valdeolmillos20141217

SERGIO VALDEOLMILLOS MORENO (Granada, 14 de abril de 1967).

Tras 6 temporadas en el CB Granada (primero en LEB y posteriormente en ACB), en 2011 decide atravesar el Atlántico para encontrarse con un baloncesto muy distinto al que había conocido desde sus comienzos en las categorías inferiores del Oximesa Granada. Los resultados obtenidos con la Selección de Baloncesto de México son históricos: Plata en los Panamericanos del 2011, Campeón FIBA Américas 2013, Campeón del Centrobasket 2014 y su clasificación para la disputa del Mundial de España 2014 - en el que su equipo disputó los 1/8 de final- tras 40 años de ausencia en una competición de este calibre.

Su experiencia con la selección -y paralelamente en la LNBP con los Halcones Xalapa- junto con un final a esta etapa muy controvertido le han puesto en boca de todos.

En los próximos días participará en el XX Clinic Internacional Raimundo Saporta.

AEEB: Hola Sergio. Hemos tenido oportunidad de escuchar en varias ocasiones que el baloncesto en México es muy diferente al baloncesto que conocemos en Europa; que está muy influenciado por el tipo de juego USA más individualista. ¿Podrías concretarnos exactamente cuáles son las diferencias más importantes que distinguen un estilo de otro y qué ventajas e inconvenientes ves en cada uno?

Las diferencias en relación al nivel europeo son:

  • Un juego más anárquico en la fase de ataque y defensa frente al desarrollo del juego colectivo en Europa. Las individualidades priman sobre el colectivo.
  • Más importancia a los jugadores anotadores en relación a otros rolles.
  • Las defensas de juego sin balón, defensas de anticipación, son menos habituales. Por el contrario las defensas colectivas y de ayudas están menos desarrolladas.

He observado más inconvenientes que ventajas, he observado que el baloncesto de América Latina está muy influenciado por el baloncesto USA, y si que he tenido la oportunidad de experimentar que es un baloncesto que tiene talento en gran infinidad de jugadores pero que no está tan estructurado y sujeto a normas como el europeo. Podemos decir que es mucho más pobre a nivel táctico y de estrategia. En cuanto se puede trabajar con ellos de una forma continua y son capaces de ir procesando todos nuestros conceptos, son capaces de competir a un gran nivel.

Por último hay un factor muy importante que los diferencia del baloncesto tanto europeo como americano, se requiere:

  • Su nivel organizativo y de gestión está mucho menos avanzado, por lo que genera una gran inestabilidad al jugador.
  • Mayor formación de los entrenadores, a todos los niveles.
  • Mayor nivel de concentración para las exigencias que requiere la competición.

AEEB: Llegados al punto en que el equipo está acostumbrado a una dinámica distinta a la que a ti te gusta, ¿cómo afrontas la situación? ¿Es posible hacer “borrón y cuenta nueva” o el camino más lógico es buscar una adaptación progresiva al nuevo estilo? ¿Cómo es esa transición?

Lo afrontas adaptándote a sacar lo mejor de lo que ves que desarrollan en su juego e intentando que sobre lo que tú pretendes hacer, ir cambiando de forma progresiva la forma de juego, sin olvidar que son capaces de aportar ellos en relación a como entienden el juego.

No creo que sea bueno hacer borrón y cuenta nueva y sí, ir intentando crear una dinámica de juego colectivo que es el principio de poder posteriormente ir cambiando aspectos propios del juego. Esa transición de cambio se afronta tanto dentro como fuera de la pista de una forma progresiva. Iremos introduciendo los conceptos de una forma pausada y siempre trabajando desde el sentido de la globalidad para que se le encuentre el sentido al juego.

AEEB: Dentro de tu propia manera de entender el baloncesto, ¿cuáles fueron las prioridades más inmediatas? ¿Qué aspectos del juego –por su importancia- has necesitado inculcar a tus jugadores en primer lugar y de qué manera?

Desarrollo del juego a partir de la defensa, intentándoles transmitir que es el aspecto desde donde empezamos a construir todos los demás, tanto a nivel individual como colectivo.

Trabajamos en ataque sobre dos aspectos muy básicos pero a su vez muy importantes que desarrollaban el trabajo del juego en equipo, donde ellos no están muy acostumbrados:

No jugar en primera opción de juego, sino a partir de la inversión, salvo en situaciones de superioridad ofensiva muy claras.

No tirar con ajuste defensivo, sino empezar a buscar y ser capaces de leer las ventajas para poder tirar, por lo que necesitas del trabajo de equipo.

AEEB: ¿Es simplemente una cuestión de filosofía o también supone una manera de entrenar diferente? ¿Cambiar el estilo de juego supone también variar el estilo de los entrenamientos? ¿De qué manera? ¿Influye incluso en el tipo de ejercicios?

El entrenar en México y no tener un aprendizaje previo de la forma de juego de éste país y también de América Latina me ha hecho tener que analizar más en profundidad que es lo que me podían aportar los jugadores, en qué podíamos mejorar con respecto a etapas anteriores y cuál podría ser nuestra mejor propuesta de juego.

No es que haya que entrenar de una forma diferente pero sí analizas cual puede ser tu filosofía más enfocada a una fase del juego; en este caso el aspecto defensivo; y entrenar en función a las prioridades que estableces. Es cierto que eso ha hecho que entrenes con objetivos diferentes y te replantees que es lo mejor para ir mejorando y adquiriendo esos objetivos. Los ejercicios en los entrenamientos empezaron siendo más simples, pues ellos no estaban tan acostumbrados a pensar tanto, en aquello que tienen que hacer cuando están entrenando y a tener más factores en cuenta de lo que estaban acostumbrados, en función a lo que pretendíamos y a los momentos de partido. Al final los jugadores cuando empiezan a entender el porqué se hacen las cosas, empiezan a comprender el juego y es cuando vas cambiando y convenciendo de aquello que queremos hacer. Toda de una forma progresiva.

AEEB: Siempre has comentado que de alguna manera también era importante que tú mismo te adaptaras a la nueva situación, al baloncesto mexicano. ¿Nos puedes contar qué ha aprendido Sergio Valdeolmillos del baloncesto que ha conocido allí?

Lo más impresionante para mí es la capacidad de trabajo que tenían los jugadores y las ganas de aprender a jugar de una forma colectiva, a veces tuvimos dudas de si éramos capaces de jugar en ese plano y no tanto en el individual donde llevan tantos años haciéndolo. Creo que podemos decir que lo conseguimos, que los jugadores pueden empezar a construir a partir de lo que ya hay creado, tanto a nivel de juego como de conciencia colectiva de trabajo en equipo.

Hay un carácter muy competitivo en los jugadores, se juegan muchos partidos al año, cercano a los 70 partidos en seis meses, jugando dos o tres partidos a la semana, eso hace la liga muy divertida y atractiva a su vez, tanto para los jugadores como para el aficionado. Se juegan muchos finales de partido igualados donde el jugador está muy acostumbrado a jugar esos momentos, hay muy buenos especialistas para las situaciones finales.

Creo que es motivo de reflexión para nuestros formatos de liga en algunas competiciones.

AEEB: Hemos recogido diferentes declaraciones en las que insistes en la solidez defensiva del equipo. ¿Cómo se consigue ésta? ¿Qué tipo de estructura defensiva has planteado con la selección? ¿Has logrado los objetivos que te planteabas?

Como decía antes, le hemos dedicado mucho más tiempo a esa fase del juego que al resto, sabíamos que para competir a nivel de América mejorando en éste aspecto estaríamos entre los mejores y así fue. Para conseguir esto empezamos a involucrar a más jugadores en el objetivo y a su vez en el partido, mayor número de rotaciones. Cambiamos la mentalidad de que lo importante no era anotar puntos y que el que más anota es el que más juega, por jugadores importantes con roll defensivo que juegan muchos minutos produciendo para el equipo y donde la anotación de uno no es lo más importante y si la del colectivo del equipo.

El año pasado en el pre mundial fuimos algo más conservadores en relación a las estructuras defensivas del equipo, a nivel individual si que estuvimos sólidos y fomentamos los cambios defensivos entre los exteriores – interiores por la polivalencia y capacidad física de ellos. Hemos sido un equipo muy atlético y con mucha aptitud y actitud, aunque nos ha faltado algo de físico en algunas posiciones. Este año si que hemos desarrollado con más tiempo y conocimiento del equipo, más variedad de defensas a nivel de espacios y a nivel de estructuras. El objetivo además de ejecutarlas correctamente era hacer pensar y cortar ritmo de juego de los otros equipos, ante la superioridad de los equipos del mundial al que nos enfrentábamos.

Nunca dejas de tener objetivos más altos para tu equipo, pero si podemos decir que hemos conseguido lo que nos hemos planteado.

AEEB: Durante el Mundial de España 2014 te has enfrentado a selecciones tan fuertes como Eslovenia, Australia, Lituania o Estados Unidos, teóricamente superiores a la Selección de México. ¿Cómo habéis podido paliar o superar vuestra inferioridad en la rotación de jugadores o –por ejemplo- en el juego interior? ¿Qué soluciones tácticas habéis empleado para plantar cara a estos equipos?

Como he comentado antes, hemos desarrollado diferentes tipos de defensas donde hacíamos pensar al equipo contrarío para desviarlos de sus objetivos prioritarios, trapps en momentos determinados, cambios defensivos para sacarlos de sus ventajas, defensas todo campo más defensas cambiantes a medio campo, fondos y bandas donde cambiábamos la estructura de la defensa en función al objetivo del sistema del equipo contrario. En definitiva acelerar el ritmo de juego o siempre que podíamos jugar con el tiempo de posesión del equipo contrario y a su vez hacerlos pensar y sacarlos de su objetivo de juego. Intentar conseguir interpretar en cada momento de partido cual era la mejor forma de juego en función a nuestras características, las del equipo contrario y las circunstancias de partido.

AEEB: Cuando hablas de la organización deportiva que te has encontrado en México, a menudo comentas problemas de organización y –lo que nos ha llamado más la atención- falta de formación en los entrenadores. ¿De qué ventajas disfrutamos en España a nivel de la formación de nuestros técnicos tan de moda en los últimos años en todo el mundo? ¿Cómo podemos seguir mejorando en este aspecto?

Es de las reflexiones que más orgullosos nos podemos sentir los entrenadores españoles. Nuestra capacitación y formación es muy alta, reconocida tanto por los logros deportivos como por nuestra preparación. En América; incluso en Estados Unidos; no se trabaja en la formación de entrenadores, no es necesario ninguna titulación para entrenar ni existe estudios para ellos, salvo la experiencia y los clinics de formación. A nivel metodológico de “como enseñar”, se puede observar un gran avance de cómo trabajamos los entrenadores españoles, hemos dedicado mucho tiempo a analizar el juego y a enseñarlo con coherencia y con un sentido práctico y lógico.

Una forma de seguir mejorando, es enriqueciéndonos del baloncesto de otras culturas, que nos hace ver la perspectiva de nuestro baloncesto en relación a otros países y saber adaptarlo de una forma eficaz. El entrenador español tiene un sentido crítico de su profesión y ambición por querer seguir aprendiendo, hemos crecido en una competición muy exigente y competitiva, se tiene muy adquirido por parte del entrenador español el tema de la formación continua. El entrenar en otras culturas con un baloncesto diferente, te hace tener una mayor capacidad reflexiva si quieres hacerlo bien, además de desarrollar las habilidades de adaptación al medio para poder entrenar de forma adecuada.

AEEB: Y el día 27 te veremos en Málaga. ¿Es el Sergio Valdeolmillos que regresa a España diferente en algo al entrenador que en el 2011 inició su aventura americana? ¿Cómo te ha cambiado esta experiencia a nivel personal y técnico?

La suma de experiencias y sobre todo en entornos y culturas diferentes te hace tener un mayor bagaje y creo que eso es positivo. El convivir en México y tener oportunidad de jugar en la Liga de las Américas contra otros países y estudiar su baloncesto hace que pueda sacar conclusiones con mayor perspectiva de lo que es el baloncesto en ambos continentes.

Mi experiencia a nivel técnico me ha cambiado en el sentido de que te consideras con capacidad de poder aportar nuestros conocimientos y pensando cada día más que el entrenador es un medio para poder ayudar a los jugadores a poder gestionar su toma de decisiones en el campo, en los que por su evolución de éste deporte y por la cultura generacional de las personas que lo practican, creo que debe de enseñarse con exigencia y rigor pero no de forma imperativa llegando hasta su extremo máximo a costa de que solo la victoria es lo importante. Hay un proceso antes de la victoria que es lo que te consolida en tu autoridad en la gestión del grupo.

A nivel personal me ha servido para valorar nuestra estructura deportiva en España, nuestra formación y para saber que hay muchas personas en esos países que no tienen la suerte de poder adquirir con facilidad los conocimientos necesarios pero que tienen mucha inquietud en aprender y que se prestan con humildad y nobleza a que le puedas ayudar.

Muchas gracias por dedicarnos tu atención. Estamos deseando escucharte en el próximo Clinic Raimundo Saporta y poder disfrutar de tus enseñanzas.

Un saludo y mucha suerte.

 

ZONA DE ACCESO

Social Media

Colaboradores

feb ligaendesa2014 csd coe logocnednuevo aceb logonuevo2011 aemebal

 

fiba logo quer logoeuabc WABCLOGO

   

andalucia aragon asturias baleares canarias cantabria CastLaMancha CastyLeon CATALANA logo web FBC Extremadura Galicia Madrid Melilla Murcia Navarra PaisVasco Rioja Valencia

 

Copyright © 2014 | AEEB