Objetivos tácticos en Minibasket (I)

AUTOR

Fernando García Alhambraferalhambra01

  • Técnico de Tercer Nivel de Baloncesto
  • Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte
  • Director de la Escuela Municipal de La Solana
  • Coordinador del Área de Deporte del Ayuntamiento de La Solana.
  • Entrenador de la Selección Infantil Masculina de Castilla La Mancha (2011-2015)
  • Creador de la web de formación para entrenadores: BASKET FORMACIÓN

 

Pasar y cortar

Antes de poner en práctica entrenamientos de un equipo en cualquier categoría, previamente se ha debido confeccionar una planificación de los objetivos que se pretenden conseguir, los contenidos que se van a trabajar y la metodología que se va a llevar a cabo. Obviamente la categoría minibasket (11 y 12 años) no es una excepción y el entrenador, como no puede ser de otra manera, juega un papel transcendental en el proceso de enseñanza/aprendizaje de los jugadores.

En este sentido, aunque existen muchos autores que han publicado distintos modelos de planificación en las diferentes etapas de formación en baloncesto, que pueden servir de referencia a los entrenadores, son estos últimos los que tienen la decisión final sobre qué, cómo y cuándo enseñar un determinado contenido en su equipo en función de las características de sus jugadores y el contexto en el que actúe.

En la categoría minibasket o alevín, donde son muchos jugadores los que se inician en nuestro deporte, le puede surgir la pregunta al entrenador si empezar a trabajar primero la técnica o la táctica o dar más importancia a una que la otra. En nuestra opinión el secreto será saber dar con la “tecla” para poder encontrar el equilibrio entre ambas, buscando ejercicios o tareas que impliquen el trabajo de las dos a la vez. Llegados a este punto, sabemos que no es una labor fácil para el entrenador y, en este sentido, nos decantaríamos por llevar a cabo en buena parte de los entrenamientos tareas globales, juegos modificados o dirigidos.

También consideramos que es una experiencia muy enriquecedora para el niño el desarrollo de una metodología activa, donde los chicos sean los protagonistas y lleven la iniciativa de su propio aprendizaje. Esta forma de trabajo permite mayor transferencia de los ejercicios al juego real, consiguiendo jugadores más inteligentes porque implica mayor comprensión del juego. Por último, también se potencia más el factor lúdico, circunstancia primordial si queremos que los niños sigan motivados con el basket.

Si entramos a valorar que objetivos principales debemos alcanzar en esta categoría en ataque a nivel grupal, en primer lugar deberíamos proponernos que nuestro equipo fuera capaz de realizar un medio táctico colectivo básico ofensivo como “pasar y cortar”. Lo que pretendemos es que después de pasar los jugadores no se queden inmóviles y busquen la opción de ir a canasta para recibir la pelota, dejando también un espacio libre para otro compañero. Al mismo tiempo que se trabaja este concepto de juego, sería aconsejable entrenar también los desmarques hacia la canasta o puertas atrás para enriquecer las posibilidades ofensivas.

Antes de comenzar la casa por el tejado, será imprescindible que los jugadores conozcan la importancia que tiene en el juego una distribución equilibrada de los espacios en la cancha, aprendiendo a jugar en anchura y así evitar uno de los errores más comunes en la iniciación al basket que será que todos los jugadores vayan a por la “golosina”, es decir el balón. En el siguiente video veremos algunos ejemplos que se puede observar muy bien lo que estamos hablando.

 

ZONA DE ACCESO

Social Media

Colaboradores

feb ligaendesa2014 csd coe logocnednuevo aceb logonuevo2011 aemebal

 

fiba logo quer logoeuabc WABCLOGO

   

andalucia aragon asturias baleares canarias cantabria CastLaMancha CastyLeon CATALANA logo web FBC Extremadura Galicia Madrid Melilla Murcia Navarra PaisVasco Rioja Valencia

 

Copyright © 2014 | AEEB