mesientoentrenadora04

Me siento entrenadora de baloncesto por Cristina Alonso

En este artículo hablamos con Nerea Arca y Marita Janeiro, dos entrenadoras gallegas que en la actual temporada han llevado a sus equipos al Campeonato de España y pese a su juventud, tienen una amplia trayectoria en sus respectivos clubes.

Nerea Arca de 27 años dirige al Instituto Rosalía de Castro de Santiago de categoría Junior Masculino, subcampeón gallego que disputó del 3 al 9 de mayo el Campeonato de España Junior Masculino en Torrejón de Ardoz. Marita Janeiro de 30 años es la entrenadora del CB.Arxil, que accedió al Campeonato de España Infantil Femenino en Pontevedra como campeón gallego.

Para ninguna de las dos es una experiencia nueva, ambas son habituales de los Campeonatos de España con sus respectivos clubes, el cual, se lo han tomado como una competición más y una experiencia importante para sus jugadores/as. Tienen claro que su objetivo principal es transmitir conocimientos y valores personales día a día, consideran que la ilusión es la clave, conscientes de su responsabilidad como formadoras, quieren seguir aprendiendo en todos los aspectos del baloncesto.

mesientoentrenadora01En cuanto a la presencia de la mujer entrenadora en los campeonatos que disputaron, Nerea Arca no se siente una pionera a pesar de ser la única mujer dirigiendo un equipo masculino en el pasado campeonato de España Junior “me siento entrenadora de baloncesto, no una mujer que entrena, por eso que me resulto un tanto extraño que se destacase por algunos momentos mi presencia en el campeonato de España por el hecho de ser mujer”, contundente. Una curiosidad que le llamó la atención a Marita Janeiro en el Campeonato de España Infantil fue; “de los 32 equipos femeninos participantes, tan solo 4 estaban dirigidos por mujeres”. Un dato curioso, en del deporte que en España tiene más licencias femeninas (36%).

mesientoentrenadora03El papel de la mujer entrenadora en España se encuentra en progresión, la presencia en los cursos de formación aumenta y las docentes, en menor medida, también. A pesar de que queda una ardua batalla que ganar, cada vez es más común ver a mujeres a cargo de equipos tanto en el baloncesto femenino como en el masculino a nivel de formación y categorías inferiores. “a día de hoy hay cada vez más entrenadoras, que tienen una mejor formación y conocimientos, con lo que quizás solo sea cuestión de años que esta situación cambie”, señala Nerea. Sobre si la mujer tiene las mismas oportunidades de entrenar a un equipo de cierto nivel o de élite; “no, evidentemente a día de hoy no, solo habría que ver el número de mujeres participando en equipos de élite, a día de hoy. Es difícil ver es un staff ACB, LEB oro plata o mismo en EBA y casi imposible como 1ª entrenadora”, recalca.

En las recientes fechas hemos podido ver como una ilustre de la WNBA, ex-jugadora también de Ros Casares y Rivas Ecopolis, Becky Hammon asistente de los San Antonio Spurs de Las Vegas, se convertirá en la primera mujer en dirigir una franquicia de la NBA, aunque sea en las Summer League, siempre es una noticia positiva.

La contratación de Becky Hammon no es fruto del azar ni de una estrategia de marketing, sino que Gregg Popovich –actual entrenador de los San Antonio Spurs que fue elegido como el mejor de la temporada pasada– ha sido consciente en todo momento de los valores que podrá aportar al frente del equipo: «Estoy convencido de que sus cualidades profesionales, su ética de trabajo y habilidades de comunicación serán de gran beneficio para los Spurs», señaló Popovich.

A pesar del incremento en la participación de chicas y mujeres en los últimos años, el deporte profesional continúa siendo un dominio masculino, proporciona pocas oportunidades a las mujeres. Una característica común en las mujeres entrenadoras es el esfuerzo para minimizar o hacer invisible su estatus minoritario y acentuar su ejecución.

El desafío de las mujeres entrenadoras es demostrar su competencia, al mismo tiempo minimizando la desventaja de su visibilidad aumentada. La baja proporción de mujeres entrenadoras supone una falta de modelos de rol visibles para las mujeres en el deporte.

mesientoentrenadora02Esta ausencia puede significar no sólo que hay menos mujeres que hombres que consideran el entrenamiento como una carrera, sino que también hay menos mujeres que tendrán la posibilidad de continuar su implicación deportiva una vez hay finalizado su propia participación atlética. Oportunidad, poder y proporción son aspectos que diferencian y separan a hombres y mujeres en puestos como el de entrenador. Estos aspectos no son variables estáticas independientes, sino que son fuerzas dinámicas interactuantes. Un incremento en el acceso al poder de una persona puede aumentar sus oportunidades, un incremento en la proporción de mujeres puede crear más posiciones para mujeres (Knoppers, 1994)

En definitiva, tradicionalmente en cargo de entrenador a nivel social estaba ligado casi exclusivamente al mundo masculino. Esta percepción ha cambiado y ya no se ve de forma casi exclusiva, así que será cuestión de tiempo que la mujer siga progresando en su estatus social y deportivo, cuando dejemos de hablar de igualdad será cuando habremos conseguido algo, el cambio está en la educación.

 

AUTORA

Cristina Otero Alonsocrisalonso

  • Entrenadora Superior de Baloncesto
  • Entrenadora y coordinadora en formación desde 1998
  • Entrenando desde escuelas de Minibasket hasta división nacional
  • Dirección y coordinación en Campus de Baloncesto

 

ZONA DE ACCESO

Social Media

Colaboradores

feb ligaendesa2014 csd coe logocnednuevo aceb logonuevo2011 aemebal

 

fiba logo quer logoeuabc WABCLOGO

   

andalucia aragon asturias baleares canarias cantabria CastLaMancha CastyLeon CATALANA logo web FBC Extremadura Galicia Madrid Melilla Murcia Navarra PaisVasco Rioja Valencia

 

Copyright © 2014 | AEEB